miércoles, 3 de agosto de 2011

La realidad no supera la ficción...

Médicos a los que no se les escapa ningún diagnóstico, criminólogos capaces de descifrar los casos más difíciles, carismáticos abogados y periodistas...


En los últimos tiempos ha aumentado el número de estudiantes cuya principal motivación a la hora de matricularse es emular la actividad del protagonista de una serie televisiva de éxito.

Sin embargo, los expertos coinciden en afirmar que la decepción llega cuando el estudiante toma conciencia de los años de estudio que le quedan por delante para ejercer una profesión con experiencias que poco o nada se parecen a las que viven sus héroes de ficción.


Médicos:

Las series de médicos han sido algunas de las que más éxito televisivo han tenido en los últimos tiempos. Anatomía de Grey, House, Hospital Central, MIR, Doctor Mateo y Urgencias son algunos de los ejemplos.

En Anatomía de Grey los médicos de ambos géneros tienen una vida sexual muy activa, al tiempo que se impulsa la idea de que la cirugía es la única especialidad científica que merece la pena. House, por su parte, admite que un médico puede gastarse una gran cantidad de dinero en pruebas diagnósticas o en métodos experimentales, y que el paciente siempre cuenta con un equipo multidisciplinar a su entera disposición.

La realidad es que el ingreso en la carrera de Medicina pasa por sacar una nota media considerable, en algunos casos superior a 8. Después quedan por delante seis años de facultad y la preparación al examen MIR, donde se oferta un número determinado de plazas para distintas especialidades. Una vez que el alumno acaba sus cuatro años de especialidad, en los que se cobra poco y se hacen muchas guardias, obtiene el título que le permite trabajar.

Las perspectivas de trabajo para los médicos en España son buenas. El salario, sin embargo, constituye una fuente de desánimo, pues oscila entre los 14.000 y los 24.000 euros anuales para recién licenciados, aunque las diferencias retributivas oscilan hasta un 20% según la Comunidad Autónoma.


Criminólogos y forenses:

Las universidades también han experimentado un aumento de estudiantes que se han matriculado en los programas relacionados con las ciencias como consecuencia de series como CSI, Dexter, Mentes Criminales, El mentalista o Bones. En estas series, la combinación de la tecnología y la inteligencia natural del personaje es la que le permite descubrir al autor de un crimen.

El salario de un criminólogo ronda los 1.500-1.800 euros al mes.


Policías:

El oficio de Policía siempre ha estado muy idealizado, y series como Los hombres de Paco, Flash Forward, Policías, Rex, Canción Triste de Hill Street, El Comisario o Cuenta atrás han contribuido a aumentar el mito.

Sin embargo, entre los propios policías se afirma que estas series poseen tramas muy poco reales, con sobredosis de tiros, peleas, redadas y persecuciones, mientras que, según señalan estos profesionales, “nuestro trabajo diario en la calle es bastante aburrido cinematográficamente hablando”.

En España, para ser policía no basta con ser la hija del jefe, tal y como sucede, por ejemplo, en Los Hombres de Paco, sino que el interesado debe hacer frente a unas oposiciones que incluyen pruebas teóricas, exámenes psicotécnicos, entrevistas, idiomas y pruebas físicas bastante duras, que tardan en prepararse un promedio de 15 meses. En cuanto al sueldo, un policía recién jurado puede cobrar en torno a 1.500 euros al mes, dependiendo de cada Comunidad Autónoma y en donde esté trabajando.



Asusta un poco, ¿verdad?

2 comentarios:

  1. Yo creo que también influye en la carrera de Física, con la serie the big bang theory, y lo veo por experiencia propia, siento este año algo más de 50 personas matriculadas, mientras que otros años no llegaba ni a 20.
    Eso sí, xD de esos 50 los que queden ya es otra cosa…

    ResponderEliminar
  2. jaja Acojona,sí sí.
    Y la foto.... buah xDD

    ResponderEliminar